Life with a wearable

A week or so ago I bought one of these Android Wear smartwatches that are trendy lately. I went for a squared shaped one as my previous dumb watch was squared too and the price was very reasonable.

On the negative side of things gone are the days when the watch battery would last years, this one would last a couple of days but just to be safe I charge it every night. There is a microusb connector (that’s convenient) hidden on the back of the watch via a plastic thing that I bet it’s not going to last much.

The functionality at the moment is limited to providing the time, some useful cards (weather, next appointment and so on), and the phone notifications. That’s extremely convenient because you don’t need to wait for the developer of your favourite application to bring a smartwatch specific version, notifications just work.

Something I find quite satisfying is the fact that the watch vibrates whenever there is an incoming notification. That means that your phone can stay comfortably in your pocket while you just need to look at your wrist to know what happens. Not interested? Swipe it to the right and it’s gone. That means that I spend way less time staring at my phone and more time looking at the surroundings.

Considering wearables are a hip and new thing I’m sure there is a lot of good stuff coming in the future.

Life with a wearable

How I solved a big problem with a few lines of code

Problem statement

In the last weeks my girlfriend got some calls from a guy in Iran in her fixed number from Madrid. It seems the guy got the wrong number and he hanged immediately after hearing her voice. He is quite persisting and keeps trying, maybe hoping that the little goblins on the Internet will route him to the right person eventually. On top of that there is quite a time zone difference between the Netherlands and Iran so he was not calling at convenient times for our daily dose of sleep.

Solution

Fortunately we use a software PBX called Asterisk, which is quite flexible and powerful and moreover it is free software.

After a little bit of Googling I could solve the Iranian problem with just 4 lines of code in the dialplan:

exten => XXXXXXXXX/YYYYYYYYY,1,NoOp(Phone call from Iran)
exten => XXXXXXXXX/YYYYYYYYY,n,Set(LANGUAGE()=en)
exten => XXXXXXXXX/YYYYYYYYY,n,Playback(privacy-stop-calling-not-welcome2)
exten => XXXXXXXXX/YYYYYYYYY,n,Hangup()

Being XXXXXXXXX my girlfriend’s phone number and YYYYYYYYY the number from the Iranian guy. The four lines do the following: the first one is just used for logging, the second one switches the language to English from our default Spanish, the third one plays the announcement “You are not welcome here, please stop calling this number!” and the fourth line just hungs up. Since the guy also blocks his caller ID from time to time I also added similar code to invite anonymous calls to show their number.

The guy has just called once since the introduction of the new dialplan, I guess he got the message.

It is amazing how fast the telecom world evolves. Some years ago I could not imagine you could solve this with your own free PBX.

How I solved a big problem with a few lines of code

Jugando con el router

Hace unas semanas me decidí a cambiar el router de casa, entre otras cosas porque la tele recomienda utilizar WiFi tipo N para el streaming de video en alta definición.

En lugar de comprar el último modelo con todas las prestaciones de alguna marca conocida (Linksys, Netgear, etc.) me decidí por el económico TP-Link TL-WR1043ND por menos de la mitad de lo que cuesta un router de los caros.

Aunque el hardware es relativamente decente, el software tiene algunas lagunas, por ejemplo la calidad de servicio (QoS) no es nada intuitiva de configurar.

El siguiente paso en mi plan fue instalar OpenWRT.  OpenWRT es un firmware alternativo para routers y dispositivos similares basado en Linux. Con OpenWRT es posible instalar nuevos programas que añaden funcionalidad extra al router con la única limitación de la memoria disponible. En mi caso, a pesar de solo contar con 8 Mb he podido instalar y configurar:

  • La funcionalidad estándar de cualquier router: DHCP, cortafuegos, etc.
  • IPv6 via un túnel con SixXS.
  • Calidad de servicio (QoS) para poder navegar por Internet y utilizar VoIP con rapidez incluso cuando el BitTorrent está funcionando.
  • DNS dinámico para poder conectarme al router desde Internet sin necesidad de saber la dirección IP (que en mi caso es dinámica).
  • OpenVPN para poder acceder a la red de mi casa incluso desde el móvil y para establecer una comunicación segura con este servidor.

Estoy muy satisfecho con la compra y la posterior instalación y configuración de OpenWRT, ya que me permite tener funcionalidades avanzadas a un precio económico. La documentación sobre OpenWRT es extensa aunque no siempre actualizada por lo que solo la recomiendo para valientes (y gente que tenga un router de backup por si las moscas).

Jugando con el router

Las ruedas de invierno

Sin duda alguna las ruedas de invierno han sido mi compra del año. El invierno está siendo bastante duro y hubo un par de días en los que pasé auténtico miedo al notar que el coche deslizaba demasiado en la carretera. Un compañero de trabajo me comentó la historia de las ruedas de invierno y decidí comprarlas. Desde entonces el coche va sobre raíles (disclaimer: una placa de hielo es una placa de hielo y eso no hay rueda que la salve). Ayer mismo pude circular a unos 50 kilómetros por hora con un par de centímetros de nieve reciente sin problema ninguno de estabilidad ni derrape, eso sí el ESP se activó un par de veces al cambiar de carril (densidad de nieve distinta en cada lado).

Las ruedas de invierno son iguales que las ruedas de invierno en cuanto a tamaño y dibujo (no llevan clavos). La principal diferencia es la composición del neumático: el material de la rueda de verano no funciona muy bien por debajo de 7 grados centígrados y el agarre disminuye considerablemente. Sin embargo la rueda de invierno mantiene la adherencia por debajo de esa temperatura, aumentando la seguridad en inviernos difíciles como éste (insisto en que no hay rueda que soporte una señora placa de hielo).

Las ruedas de invierno tienen el código “M+S”. En algunos países del centro-norte de Europa no son obligatorias pero sí recomendadas. Ese es el caso de Alemania, en donde el código de circulación indica que en cada momento el coche debe llevar los neumáticos adecuados a las condiciones meteorológicas. La consecuencia de ello es que en caso de accidente el seguro se puede lavar las manos si el tiempo no era bueno y el coche llevaba las ruedas de verano.

Tanto en Bélgica como en los Países Bajos y me imagino que en los demás países de la zona es la costumbre tener dos conjuntos de ruedas: las de invierno y las de verano, y se suelen cambiar en Octubre/Noviembre y Abril/Mayo. En la misma tienda / taller es posible guardar las ruedas que no están en uso. A mí me costó 30 euros que me las guardaran por 6 meses. El cambio de ruedas lleva una hora aproximadamente, una media hora más si hay que hacerle el paralelo.

¿Utiliza alguien esas ruedas en España? No me parece una idea tan descabellada, el invierno en Madrid puede ser muy duro.

Las ruedas de invierno